Ensaladilla rusa

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS

 600 g de patatas
 200 g de zanahorias
 50 g de guisantes
 100 g de judías verdes
 3 huevos duros
 50 g de aceitunas rellenas de anchoa
 150 g de atún o bonito en conserva, con aceite de oliva
 300 g de mayonesa
 Sal
 Agua mineral o filtrada
 Pepinillos en conserva (optativo)
 Tiras de pimiento asado o del piquillo (optativo)
 Pimentón dulce (optativo)

 


 PREPARACIÓN Y COCCIÓN

Ponemos agua a hervir con sal. Añadimos las patatas y las zanahorias limpias y sin pelar (las zanahorias tampoco). Cocemos unos 30 minutos,   comprobamos la cocción y dejamos enfriar en la misma agua.
 En otro cazo, hervimos con agua y sal las judías verdes cortadas a trozos pequeños 5 minutos, añadimos los guisantes y continuamos la cocción 5   minutos más. Escurrimos las verduras y enfriamos.
 Pelamos las patatas, las zanahorias y los huevos, lo cortamos todo a dados pequeños. En un bol mezclamos todas las verduras, el huevo, el atún  desmenuzado y escurrido y las aceitunas rellenas. Añadimos la mayonesa y mezclamos bien. Vamos incorporando más mayonesa hasta que la mezcla esté a nuestro gusto. Guardamos en la nevera y la servimos bien fría. 

 


PARA SABER MÁS

Podemos mezclar unas tiras de pimiento del piquillo o pimiento asado o unos filetes de anchoa. Los pepinillos en conserva cortados pequeños también quedan muy bien. Podemos sustituir el atún por dados de jamón dulce, gambas cocidas y peladas, dados de pollo cocido...
La ensaladilla rusa no tiene un origen demasiado claro. Es muy popular en todo el mundo y hay muchas versiones. También es conocida como la ensalada Olivier, cocinero ruso de origen franco-belga que la popularizó. En el restaurante Hermitage de Moscú, servían una ensalada hecha con carne cocida de urogallo, ciervo, perdiz, caviar, venado, lengua de ternera, con una mayonesa con mostaza y especies. Según explica en su libro María Mestayer, Marquesa de Parabere, también se ponía remolacha, esturión ahumado y jamón de oso entre otros ingredientes. Para hacer esta ensalada en versión popular y sencilla, nos hemos basado en el libro de Carme Ruscalleda; la Magia de la Cocina, con unas divertidas ilustraciones de Pilarín Bayés.



RESULTADO

La ensalada rusa de toda la vida, buena en verano y todo el año. Que aproveche!

Júlia