Lioneses de formatge i bolets

INGREDIENTES PARA HACER LA PASTA CHOUX

125 ml de leche de vaca
125 ml de agua mineral
½ cucharadita de café de sal
1 cucharadita de café de azúcar
100 g de mantequilla fría de nevera cortada en dados
150 g de harina de trigo (o 75 g de harina de trigo +75 g de harina de fuerza)
4 huevos medianos + 1 huevo para pintar las lionesas

INGREDIENTES PARA EL RELLENO

130 gr de Mascarpone
1 boletus pequeño
130 gr de queso Brie
40 gr de trompetas de la muerte
70 gr de rebozuelos
Aceite para saltear la cebolla
Sal marina

UTENSILIOS

Una manga pastelera de plástico de un solo uso
Unas varillas manuales
Una espátula
Un cazo
Un pincel (mejor de silicona)
Una bandeja de horno antiadherente o forrada con una lámina de silicona (Silpat)

Lioneses

PREPARACIÓN Y COCCIÓN DE LAS LIONESAS

Ponemos la leche a hervir en un cazo con el agua, la sal y el azúcar. Incorporamos la mantequilla y removemos hasta que se derrita. Añadimos la harina de golpe y retiramos el cazo del fuego. Removemos enérgicamente con cuchara de madera hasta que la masa esté homogénea y se despegue de las paredes del cazo. Incorporamos un huevo ligeramente batido, mezclamos bien y, cuando esté bien incorporado a la masa, añadiremos el siguiente hasta completar los 4 huevos. Quedará una pasta brillante. Hay que tener en cuenta el tamaño de los huevos. La pasta puede admitir 3, 3 y ½ o 4 huevos. No debe quedar líquida.
Calentamos el horno a 200 ºC, calor arriba y abajo. Ponemos la masa en la manga pastelera, cerramos y cortamos la punta. Formamos lionesas sobre una bandeja de horno antiadherente o forrada con Silpat. No hay que poner un exceso de masa, las lionesas crecen con el calor del horno. Por el mismo motivo hay que ponerlas separadas 3 o 4 cm para evitar que al crecer se peguen entre ellas. Si queremos que queden bien redondas y sin punta, las podemos aplanar un poco con un dedo mojado con agua. Pintamos ligeramente las lionesas con huevo batido.

Las entramos al horno caliente unos 20 minutos, poniendo la bandeja a la altura 1 (abajo de todo). Cerramos el horno y bajamos la temperatura a 190 ºC. Las lionesas deben quedar ligeramente doradas. Al final de la cocción podemos abrir un poco el horno poniendo una cuchara de madera. Así eliminaremos el exceso de humedad. Cada horno es distinto, hay que controlar el tiempo de cocción que puede variar unos minutos.
Una vez hechas las dejamos enfriar sobre una rejilla. Salen de 30 a 40 unidades. Una vez frías, se pueden congelar y descongelar a temperatura ambiente cuando las necesitemos. Para abrirlas una vez frías, utilizaremos un cuchillo de sierra.

PREPARAMOS EL RELLENO

Pelamos una cebolla, la picamos, sofreímos y reservamos.
Lavamos y picamos el boletus, lo salteamos y reservamos, Hacemos lo mismo con los rebozuelos. Finalmente salteamos las trompetas y, cuando estén casi cocidas, las mezclamos con la mitad de la cebolla que hemos reservado.
Cortamos el queso Brie en pequeñas porciones, (necesitamos 2 trocitos para cada lionesa) y reservamos.
Mezclamos el queso Mascarpone con el boletus salteado y el resto de cebolla reservada.

PARA RELLENAR LAS LIONESAS, LO HACEMOS EN ESTE ORDEN

1- Ponemos un poco de queso Brie
2- Después trompeta con cebolla
3- Añadimos la mezcla de queso Mascarpone
4- Ponemos un poco de queso Brie

Las entramos al horno un par de minutos y servimos.

PARA SABER MÁS

Las lionesas se pueden preparar con 1 o 2 días de antelación y guardarlas en una bolsa de plástico. El relleno también lo podemos tener preparado y rellenar las lionesas un rato antes de servirlas.

Esta receta es de una amiga bloguera, Anna Genís, del blog Llepadits. Hemos adaptado la receta: las lionesas las hemos hecho con harina de trigo normal. Si queréis acceder a la receta original, la encontraréis en  su blog: www.llepadits.com

 

Montse y Júlia