INGREDIENTES PARA 6 o 7 PERSONAS

1 pan de molde sin corteza
300 g de atún en conserva
250 g de queso fresco
2 tomates carnosos y con poca semilla
1 lechuga
250 g de mayonesa de bote
6 tomates cherry
Olivada

PREPARACIÓN

Tomamos 5 hojas de lechuga y las cortamos a la juliana, añadimos el atún y 4 cucharadas de mayonesa. Lo mezclamos bien y reservamos. Lavamos el tomate, lo cortamos a rodajas y lo reservamos.
Preparamos el molde y lo untamos con aceite. También podemos forrarlo con papel film; en este caso, no hay que untarlo.
Ponemos en el fondo del molde una o más rebanadas de pan (las recortamos al tamaño del molde, si es necesario). Encima ponemos una capa de queso fresco y encima el tomate cortado a rodajas. Ponemos una nueva capa de pan y encima añadimos la mezcla de atún, lechuga y mayonesa. Acabamos con una nueva capa de pan. Presionamos un poco y lo dejamos en la nevera 6 horas con un peso encima, por ejemplo un tetra brik.
Pasado este tiempo, desmoldamos el pastel y lo cubrimos con mayonesa. Cortamos más lechuga a la juliana. La ponemos encima del pastel y acabamos de decorar con tomates cherry y olivada.

PARA SABER MÁS

Lo podemos dejar preparado el día anterior,  antes de servir le ponemos la lechuga y acabamos de decorar. Podemos sustituir el queso fresco por requesón, también queda muy rico.

RESULTADO 

Un pastel de verano fresquito que volará cuando lo pongamos en la mesa.

Montse