INGREDIENTES

Lechuga variada (hoja de roble, rizado ...)
Higos
Peres
Queso curado
Aceite de oliva virgen extra
Vinagre de jerez o de cava
Sal Maldon
Frutos secos (piñones o nueces, optativo)

 

PREPARACIÓN
Lavamos y centrifugamos la lechuga. Pelamos las peras, las cortamos por la mitad a lo largo, sacamos el corazón y cortamos cada mitad en láminas. Lavamos los higos y, sin pelarlas; los cortamos en cuatro. En una fuente ponemos la lechuga cortada con los dedos y añadimos los cortes de fruta dispuestos tal como se ve en la foto. Aliñamos con sal, aceite y vinagre. Terminamos el plato poniendo unas láminas de queso, que habremos hecho con el pelador de patatas. Podemos añadir unas nueces o unos piñones.


PARA SABER MÁS
Para este plato no te damos cantidades, haga a su gusto. Lavar y secar bien los higos y no las pelar; pierden consistencia y no quedan bien presentadas a la ensalada. Hay que escoger un buen vinagre y poner la cantidad justa, sin abusar. Elija un queso de oveja curado y consistente; hay alternativas al parmesano. Nosotros hemos elegido un de curado con romero, buenísimo. Puede añadir frutos secos a su gusto. Si realiza piñones y los tostar un poco en la sartén, le gustará mucho.


RESULTADO
Una ensalada buena, elegante y fácil. Qué aproveche!

Júlia y Montse