INGREDIENTES PARA 6-8 PERSONAS

8 alcachofas  (1,200 Kg.)
1 lámina de masa de hojaldre
1 cebolla
100 g de queso parmesano
4 huevos
200 ml de nata líquida
1/2 pastilla de caldo (opcional)
5 cucharadas de aceite
1 cucharilla de mantequilla
Sal

Pimienta negra molida

MATERIAL

1 molde redondo de 24 cm

PREPARACIÓN Y COCCIÓN

Cortamos los troncos de las alcachofas y retiramos las hojas exteriores dejando la parte tierna del corazón. Lavamos las alcachofas, las cortamos láminas y las reservamos en un bol  con agua y unas gotas de limón para evitar que se oxiden.
Pelamos la cebolla,la picamos y la sofreímos en una cazuela; ha de quedar cocida, no dorada. Añadimos las alcachofas y dejamos que se hagan un par de minutos. Añadimos un vaso de agua, tapamos la cazuela y bajamos el fuego. Dejamos cocer a fuego lento 30 minutos hasta que el caldo se haya consumido. Las alcachofas han de quedar bien tiernas. Dejamos enfriar las alcachofas hasta que esten tibias. Añadimos el queso rallado, los huevos batidos y la nata líquida. Salpimentamos.
Calentamos el horno a 200ºC, untamos el molde con mantequilla y lo forramos con la masa de hojaldre. Pinchamos la masa  con un tenedor para que no crezca demasiado y añadimos toda la mezcla. Dejamos cocer 40 minutos hasta que  haya cuajado y la masa esté dorada. Podemos servir el pastel caliente o frío.

PARA SABER MÁS

Los troncos de las alcachofas los aprovechamos: los pelamos, los cortamos a tiras y cocemos junto con las alcachofas. Son muy sabrosos.
Cuidado con la sal!  El queso  parmesano ya tiene bastante.

El tiempo de cocción puede variar en función de cada horno. Si queremos evitar que la superficie quede demasiado tostada, cuando el pastel vaya quedando doradito, lo tapamos con papel de aluminio y continuamos la cocción.

RESULTADO FINAL

Un pastel riquísimo que podemos preparar con antelación. Lo podemos servir frío, tibio o caliente.

Montse y Júlia