Piruletas saladas

INGREDIENTES

1 rollo de pasta brisa cuadrada
Salsa de tomate casera
Sobrasada ibérica (una tarrina para untar)
Queso emmental rallado
Queso parmesano rallado

PREPARACIÓN Y COCCIÓN

Sacamos la sobrasada de la nevera y la dejamos a temperatura ambiente. Desarrollamos la hoja de pasta brisa  y la estiramos encima del mismo papel. Pinchamos la pasta brisa con un tenedor y esparcimos la sobrasada con una espátula. Con la ayuda de un pincel añadimos el tomate. Acabamos esparciendo los quesos por encima. Enrrollamos la pasta brisa presionando un poco en cada vuelta. Debe quedar compacta.

Envolvemos el rollo con papel film y lo dejamos dentro del congelador al menos una hora. Si lo dejamos más tiempo mejor. Calentamos el horno a 180ºC, arriba y abajo.

Sacamos el rollo del congelador, retiramos el papel film y lo cortamos en rebanadas como si fuera una barra de pan. Preparamos la bandeja del horno, ponemos una hoja de papel de horno encima,  ponemos las piruletas, y  horneamos  15 minutos. Controlamos el horno, cuando las piruletas estén doradas las sacamos. Al salir del horno estarán blandas; no las tocaremos hasta que estén bien  frías. Las serviremos pinchadas con un palillo de tamaño larg0, de los que se utilizan para hacer las brochetas.

{Gallery} piruletas {gallery}

PARA SABER MÁS

Podemos hacer diferentes combinaciones, queso brie con mermelada de tomate; espinacas con queso de cabra y piñones; pisto con queso de cabra; jamón y queso ...

RESULTADO A MESA

Un aperitivo sencillo, original y con un toque de fiesta. Desaparecerá de la mesa !.

Esta receta es de una buena amiga nuestra, Silvia Bernet.

 

Júlia i Montse