INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS

800 g de bacalao remojado, desalado y desmenuzado
250 g de tomate rojo
50 g de cebolla tierna
50 g de pimiento rojo
50 g de pimiento verde
1 diente de ajo (opcional)
Unas ramas de perejil
Pimienta negra molida
Aceite de oliva virgen extra

 

PREPARACIÓN

En la bacaladería, pedimos el bacalao ya desalado, listo para desgajar. Cortamos la cebolla, el pimiento verde y el pimiento rojo en cuadrados pequeños. Cortamos el tomate un poco más grande (tal como se ve en la foto). Picamos el ajo y el perejil. Desmigamos el bacalao con las manos en el tamaño que queramos, también lo podemos hacer con unas tijeras. Preparamos una fuente para servir y mezclamos todos los ingredientes y los repartimos bien. Aliñamos con la pimienta y el aceite de oliva. Normalmente no pondremos sal, el bacalao ya tiene.

 

PARA SABER MÁS

Hace muchos años, cuando el bacalao era comida sencilla y de pobres, éste era un plato muy socorrido en verano. Mi madre lo ha hecho toda la vida, remojando el bacalao en casa y cogiendo las verduras frescas del huerto.

RESULTADO EN LA MESA

Más fácil imposible, no necesitamos ni encender el fuego. Rápido, sano, vistoso y refrescante. Puede ser un primer plato, una cena ligera o un entrante para picar antes de un apetito.
Buen provecho!

Júlia