INGREDIENTES para 4 personas

4 caballas
sésamo tostado
Salsa de soja
sal
Aceite de oliva virgen extra

PREPARACIÓN

Pedimos en la pescadería que nos limpien las caballas, sin espinas y que nos hagan 2 lomos de cada caballa. Salamos el pescado muy poco, ya que la soja lleva sal, los ponemos en una fuente honda, lo rociamos con un poco de aceite y lo dejamos reposar 30 minutos. Cogemos una sartén antiadherente, calentamos y freímos las caballas sin añadir más aceite. Las ponemos en la bandeja donde las serviremos, aliñamos con la salsa de soja al gusto y esparcimos por encima el sésamo tostado. Servimos el pescado recién hecho.

Para tostar el sésamo

Tostar el sésamo es muy fácil y resulta mucho mejor que comprarlo ya tostado. Lavamos el sésamo dentro de un colador bajo el grifo, lo ponemos en una sartén calentamos y removemos con una cuchara de madera. Cuando se empieza a tostar, los granos de sésamo saltan de la sartén y hacen un cric-cric característico. En este momento esperamos un minuto y paramos la cocción. Podemos conservarlos dentro de un frasco de vidrio bien cerrado varios días.

RESULTADO EN LA MESA

Una receta de caballas diferente. Si hacemos 2 filetes de cada lomo, también resulta perfecto como entrante para picar.

Estas caballas nos las cocinó nuestro amigo Pep para una cena de grupo y realmente triunfó.

Júlia