INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS

8 patatas de unos 200 g
250 g de bacalao desalado (peso neto)
2 huevos
40 ml de crema de leche para cocinar
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Sal
Pimienta negra molida
Perejil

PREPARACIÓN Y COCCIÓN

Lavamos las patatas sin pelarlas, las secamos y las envolvemos por separado con papel de aluminio. Las colocamos en una fuente y las cocemos en el horno a 210ºC unos 70 minutos. El tiempo de cocción dependerá del tamaño y de la calidad de las patatas. Comprobamos si están cocidas, pinchando con un palillo

Mientras cocemos las patatas, desmenuzamos el bacalao, picamos el perejil y separamos las claras de las yemas. Montamos las claras a punto de nieve, a mano o con las varillas eléctricas. Reservamos todos los ingredientes mencionados que tendremos listos para hacer el relleno.

Retiramos las patatas del horno, las desenvolvemos y, con un cuchillo, retiramos la piel de la parte superior. Vaciamos las patatas con una cucharilla.

En un bol aplastamos la patata que hemos vaciado. Añadimos el bacalao, el perejil, las yemas, el aceite, la sal y la pimienta,  lo mezclamos bien e incorporamos la crema de leche. Acabamos el relleno mezclando las claras montadas que añadiremos en dos o tres veces con movimientos suaves y envolventes hasta obtener una masa homogénea y fina.

Rellenamos las patatas. Las horneamos a 210ºC durante 15 minutos. Deben quedar doradas. Al finalizar la cocción gratinamos 2 minutos. Las servimos con el mismo papel de aluminio cortado en forma de flecos tal como os mostramos en la fotografia.

PARA SABER MÁS

Si utilizamos patatas nuevas, el tiempo de cocción se reduce considerablemente.
No es necesario apurar demasiado las patatas, se pueden romper y el sabor del bacalao se pierde. Podemos añadir más crema de leche u otra yema de huevo si nos apetece. Si nos sobra relleno, podemos untar unas flaneras con mantequilla, añadir pan rallado para hacer una costra y rellenar con el relleno. Hornear al mismo tiempo.
En las  tiendas especializadas en bacalao podemos encontrar el bacalao picado con ajo y perejil ya preparado.

Al mismo tiempo que cocemos las patatas también podemos  hacer una escalivada, es una buena manera de optimizar el consumo de energía.

RESULTADO EN LA MESA

Unas patatas rellenas ricas  fáciles de preparar y que quedan muy elegantes en la tabla. Qué aproveche.

Montse y Júlia