INGREDIENTES

1 kg de sardinas
harina
400 ml de aceite de oliva virgen extra
100 ml de vinagre de vino blanco
50 ml de vino blanco seco
4-5 ajos aplastados y sin pelar
tomillo
orégano
1 hoja de laurel
Pimienta negra en grano
Sal
1 cucharada de pimentón dulce

 

PREPARACIÓN Y COCCIÓN

Limpiamos las sardinas de tripas y escamas, les sacamos la cabeza y las pasamos por agua. Las dejamos escurrir. Las salamos, las enharinamos, las freímos y las colocamos en una cazuela aparte. Aprovechamos el mismo aceite de las sardinas (colado), y freímos los ajos hasta que queden dorados. Seguidamente incorporamos la pimienta negra, el laurel, el orégano y el tomillo. Lo dejamos cocer dos minutos. Ponemos el pimentón que se cocerá en unos segundos. Añadimos el vinagre y lo dejamos reducir. Echamos el vino blanco y lo hervimos 3 o 4 minutos. Vertemos esta mezcla por encima de las sardinas y las dejamos reposar unas horas.

PARA SABER MÁS

Podemos añadir cebolla cortada en juliana y zanahoria cortada en rodajas o a tiras, previamente salteadas en el mismo aceite de freír las sardinas y antes de freír los ajos. Se puede hacer este escabeche con cualquier pescado azul. Si lo dejamos reposar de un día para otro, es más bueno. Se conserva en la nevera bastantes días. Para una óptima conservación, el pescado debe estar cubierto del escabeche.

RESULTADO EN LA MESA

El escabeche que siempre ha hecho mi madre; antiguo, económico, socorrido ... ¿Qué aproveche!

Júlia