INGREDIENTES PARA 2 PERSONAS

1 Besugo de 800 g (u otro tipo de pescado de escamas)
1,5 kg de sal gruesa
Aceite de oliva virgen extra
1 ramita de romero
1 ramita de tomillo
1 ramita de perejil
1 taza de café de agua mineral
2 hojas de laurel

PREPARACIÓN Y COCCIÓN

Pedimos en la pescadería nos quiten las tripas del pescado, para hacer esta receta no hay que des escamar el pescado. Calentamos el horno a 180 ºC. Preparamos el pescado y la mezcla de sal. Ponemos en el interior del pescado dos hojas de laurel. En un bol mezclamos la sal, las hierbas desmenuzadas y el agua. Mezclamos con las manos para humedecer toda la sal. Cogemos una bandeja de horno y ponemos una parte de la mezcla de sal en la base. Colocamos el besugo encima y lo cubrimos con el resto de la sal. Debe quedar totalmente  cubierto y sólo puede salir la parte final de la cola.  Horneamos a 180ºC  durante 24 minutos exactos. Pasado el tiempo indicado, lo retiramos del horno.

Para servirlo

Marcamos el contorno del pescado con un cuchillo y retiramos la costra de sal de la parte superior, que saldrá entera  como una tapadera. Servimos los filetes de besugo  aderezados con un chorrito de aceite.


PARA SABER MÁS

El tiempo de cocción es de 14-20 minutos máximo por cada 500 g de pescado. Si ponemos varias piezas, el tiempo no se multiplica. Es muy importante que no nos pasemos del tiempo de cocción.
Este plato lo podemos cocinar con lubina, dentón, pargo... siempre que sea pescado de escama y muy fresco.


RESULTADO

Una delicia para el paladar, el pescado se deshace en la boca. Lo podemos  acompañar de una ensalada y un buen vino o cava.

Montse