INGREDIENTES

500 g de boquerones tamaño grande
Aceite de oliva virgen extra
2 dientes ajo
200 ml de vinagre
perejil
sal

 

PREPARACIÓN

Pedimos en la pescadería que limpien los boquerones, abiertos, sin espina y que los filetes queden unidos por la cola.
Los dejamos en agua muy fría con hielo durante 15 minutos cambiando el agua 2 o 3 veces. Conseguiremos que queden más blancos y una textura más fuerte.
Los ponemos en una fuente, salamos y cubrimos con vinagre blanco. Los dejamos en la nevera toda la noche.
Al día siguiente, escurrimos el vinagre y los lavamos con agua.
Los disponemos en una fuente bien alineados (como en la foto), rectificamos de sal y los cubrimos con aceite.
Esparcimos por encima ajo y perejil y ya los tenemos listos para servir.

 

PARA SABER MÁS

Si hacemos más cantidad, se guardan en la nevera durante días. Para evitar el anisakis mejor congelarlos 5 días antes de prepararlos.

 

RESULTADO


Los podemos comer como aperitivo, en ensaladas o sencillamente comerlos con pan con tomate.

 

Montse