Pastel de moras

INGREDIENTES

Para la base:
250 g galletas María o Digestive
125 g de mantequilla

Para la crema
500 g de queso fresco tipo Philadelphia
250 ml de leche
100 g de azúcar
2 sobres Vainilla (8 g cada sobre)
3 láminas de gelatina 
1 cucharadita de remolacha en polvo (o colorante rojo)

Para la cobertura
300 g de moras (mas las que utilizaremos para decorar, unos  65 g)

El zumo de medio limón
120 g de azúcar
130 ml de agua
3 láminas de gelatina

Preparamos un molde de 22 cm de diámetro desmontable, forrado con papel de horno.

PREPARACIÓN TRADICIONAL

Preparamos la base
Ponemos las galletas en la picadora y las trituramos bien finas, seguidamente añadimos la mantequilla, textura pomada, en trozos pequeños, y mezclamos hasta conseguir una mezcla homogénea.
Ponemos la mezcla en el molde; la compactamos y nivelamos con una espátula.
Tapamos y reservamos en la nevera.

Preparamos la crema

Ponemos 3 láminas de gelatina unos minutos en remojo con agua.
En un cazo ponemos el queso y, con las varillas manuales o eléctricas, lo removemos hasta que quede una textura suave.
Añadimos la leche, seguimos mezclando, incorporamos el azúcar y la vainilla. En este punto, calentamos suavemente sin dejar de remover, no debe hervir.
Añadimos las láminas de gelatina hidratadas.
Cuando tengamos la mezcla caliente, la retiramos del fuego e incorporamos el colorante hasta que quede un color rosado suave.
Vertemos la mezcla en el molde donde tenemos la base de galleta. Dejamos en la nevera mínimo una hora y media.
Se puede dejar toda la noche.

Preparamos la cobertura

La empezaremos a preparar cuando la crema que tenemos en la nevera esté fría.
Ponemos 3 láminas de gelatina unos minutos en remojo con agua.
Trituramos las moras con la batidora. Debemos reservar algunas para decorar. Colamos el triturado con un colador o con un colador chino y ponemos el zumo en un cazo.
Añadimos el zumo de limón, el agua, el azúcar y calentamos suavemente sin dejar de remover. No debe hervir. Añadimos la gelatina, mezclamos bien y vertemos la cobertura en el molde que tenemos en la nevera. Dejamos enfriar y ponemos de nuevo en la nevera unas 2 horas más.
 

PREPARACIÓN CON THERMOMIX

Preparamos la base
Ponemos las galletas dentro del vaso y programamos 10 segundos, velocidad 7.
Seguidamente añadimos la mantequilla a trozos pequeños y programamos 10 segundos, velocidad 5.
Pasamos la mezcla al molde, compactamos y nivelamos con una espátula. Tapamos y reservamos en la nevera.

Preparamos la crema

Ponemos 3 láminas de gelatina unos minutos en remojo con agua.
Ponemos todos los ingredientes en el vaso y programamos 10 minutos, 80 ºC, velocidad 2.

Vertemos la crema sobre la base de la galleta, la dejamos enfriar y la guardamos en la nevera al menos una hora y media.
Se puede dejar toda la noche.

Preparamos la cobertura
Preparamos 3 láminas de gelatina y las ponemos unos minutos en remojo con agua.
Reservamos algunas moras para decorar.
Añadimos todos los ingredientes, menos la gelatina, y programamos 10 minutos, 80 ºC, velocidad 3.
Filtramos la mezcla obtenida con un colador o con un colador chino para eliminar las semillas.
Volvemos a poner en el vaso el líquido filtrado, añadimos la gelatina y programamos 5 minutos, 50 ºC, velocidad 3.
Vertemos en el molde, sobre la crema, y ponemos de nuevo en la nevera 2 horas más.

PARA SABER MÁS
Si no disponemos de remolacha en polvo, podemos sustituirla por colorante rojo. El objetivo es conseguir una bonita crema rosa.
Si recolectamos moras en temporada, las podemos congelar limpias y escurridas. Cuando las descongelemos estarán perfectas y podemos comerlas todo el año.
Recepta  de Paola, bloggera de   "Zenzero @ limome" .

RESULTADO
Un pastel suave, buenísimo y vistoso.

Montse y Julia