Pota con pimiento y cebolla

INGREDIENTES PARA 2  O 3 PERSONAS

500 g potas pequeñas (peso bruto)
1 pimiento verde
1 pimiento rojo largo (italiano)
1 cebolla grande
3 dientes de ajo
50 ml de AOVE
Sal
50 ml de vino blanco

PREPARACIÓN Y COCCIÓN

Limpiamos las potas, las lavamos y las dejamos escurrir.
Lavamos los pimientos, los secamos y  hacemos  tiras de unos 4 cm aprox.
Pelamos y cortamos la cebolla a tiras de medio centímetro.
Los ajos los dejamos enteros y sin pelar.
Sazonamos las potas. Ponemos el aceite en una cazuela. Encendemos el fuego e incorporamos las potas. Añadimos los ajos y dejamos unos 5 minutos. Añadimos los pimientos, la cebolla y removemos. Veremos que las potas sueltan su agua. Tapamos y dejamos a fuego suave unos 15 minutos. Destapamos, mojamos con el vino, removemos, volvemos a tapar la cazuela y cocinamos 10 o 15 minutos más a fuego suave. Probamos el punto de sal. Si nos queda demasiado líquido, dejaremos reducir a fuego bajo con la cazuela destapada. Servimos caliente.

PARA SABER MÁS

La pota es el pariente pobre del calamar, a menudo poco conocida y mucho más económica. Bien cocinada es muy sabrosa y nos dará muchas satisfacciones. Tenemos que vigilar la cocción y respetar los 40 o 45 minutos aproximados para que nos quede en su punto. Este plato se conserva en la nevera 3 o 4 días y se congela bien. Queda redondo acompañado de arroz hervido de grano largo y también con arroz basmati.

RESULTADO

Un guiso  tradicional muy sabroso y sencillo. Una receta que merece la pena conservar. Para mojar pan.

Júlia y Montse