INGREDIENTES

750 g de tomates maduros
1 pimiento verde pequeño
100 g de pimiento rojo
100 g de pepino
50 g de cebolla
1 diente de ajo
100 g de aceite de oliva virgen extra
Vinagre de jerez al gusto
Sal
4 cucharadas soperes de piñones
Cebollino
Agua mineral fría

Preparación para hacer 1 1/2 l de gazpacho aprox.
Lavamos todas las verduras. Sacamos las semillas del pimiento verde y rojo. Pelamos la cebolla, el ajo y el pepino. Cortamos las verduras a cortes regulares; el ajo lo picamos pequeño. Ponemos todas las verduras en un robot de cocina, batidora o lo que tengamos a mano. Trituramos hasta que nos quede una crema fina. Podemos añadir agua si nos queda demasiado espeso y nos resulta difícil de triturar. Lo pasamos por el colador chino, añadimos la sal, aceite y vinagre al gusto. Incorporamos agua mineral hasta obtener la textura que más nos guste. Lo servimos bien frío de nevera. En el momento de servir, añadimos a cada ración unos piñones y un poco de cebollino, que le van muy bien.

PREPARACIÓN CON THERMOMIX

Lavamos todas las verduras. Sacamos las semillas del pimiento verde y rojo. Pelamos la cebolla, el ajo y el pepino. Los tomates los ponemos con piel. Cortamos las verduras en trozos regulares y las ponemos en el vaso. Añadimos 50 el aceite, vinagre, sal y agua al gusto.
Programamos de 3 a 5 minutos dependiendo de la calidad del tomate, a velocidad 5-7-10 progresivamente.
Si queremos un gazpacho más emulsionado, pondremos el aceite al principio, pero el color rojo será menos intenso. Si añadimos el aceite al final, nos quedará más rojo y menos emulsionado.

PARA SABER MÁS

Este gazpacho no lleva pan. Ideal para celíacos y quienes tienen restringidos los hidratos. Si no os gusta el vinagre, lo cambiáis por zumo de limón. Si la cebolla os repite, la podéis escaldar un par de minutos y añadirla al resto de las verduras antes de triturarlas. También podéis añadir unos cubitos si lo queréis más frío. Naturalmente que podéis añadir un poco de pan si os apetece!

RESULTADO

Tradicional, pero un poco diferente. Queda cremoso y con un sabor a verdura muy rico. Un verdadero cóctel de vitaminas.

Júlia