Espinacas con manzana

INGREDIENTES PARA 2 PERSONAS

1 manzana
1 kg de espinacas (2 manojos)
2 dientes de ajo
1 cucharada sopera de piñones
2 cucharadas soperas de pasas de Corinto
Sal
Aceite de oliva virgen extra

PREPARACIÓN Y COCCIÓN

Cortamos el tallo de las espinacas, las lavamos cambiado el agua dos o tres veces, dejamos escurrir y  centrifugamos.
Seguidamente las pasamos en una cazuela,  tapamos y cocemos con su propia agua. Las tendremos hechas en pocos minutos, dependiendo de lo tiernas que sean.
Ponemos las pasas a remojar con agua tibia.
Pelamos la manzana, sacamos el corazón y la cortamos a dados pequeños.
Ponemos una sartén con aceite a calentar  y cocinamos la manzana a fuego suave sin que tome color.
La retiramos cuando esté blanda; no se tiene que deshacer.
En la misma sartén añadimos un chorrito de aceite y doramos los ajos.
Seguidamente  añadimos las espinacas cocidas y escurridas.
Salpimentamos y removemos.  Dejamos que se hagan a nuestro gusto, unos 5 minutos.
Incorporamos la manzana y las pasas a la sartén,  mezclamos, rectificamos de sal,  esparcimos los piñones  y servimos.

PARA SABER MÁS

Si tenemos  mucha cantidad de espinacas, necesitamos una sartén grande. Podemos hacerlo en dos veces. También podemos utilizar un wok.
Las espinacas tienen un sabor potente; cuidado con la sal. Si son de hoja ancha y tienen el tallo grueso, mejor cortarlo, puede amargar.
Si cocinamos espinacas pequeñas y muy tiernas, tenemos que cortar solo la parte final del tallo, antes de la raíz.
Hay que ajustar el tiempo de cocción a la medida de las espinacas. Las podemos servir como primer plato o como acompañamiento.

RESULTADO

Unas espinacas diferentes. La manzana les aporta suavidad. Que aproveche!

Montse y Júlia