Berenjenas a la parmesama

INGREDIENTES PARA 4 o 5 PERSONAS

7 berenjenas en lonchas de unos 5 mm
700 g de tomates pelados y rallados
Hojas de albahaca fresca
Aceite de oliva virgen extra
60 g de parmesano rallado
150 g de mozzarella en lonchas (una o dos bolas)
3 huevos batidos
25 g de mantequilla
Sal
Pimienta negra

PREPARACIÓN Y COCCIÓN

Ponemos sal a la berenjena y la dejamos sudar en un escurridor 1 hora.
Mientras tanto, ponemos en un cazo aceite a calentar, añadimos el tomate, 5 hojas de albahaca picadas, sal, pimienta y freímos a fuego vivo 20 minutos removiendo a menudo. Reservamos.
Precalentamos el horno a 180  °C. Enjuagamos la berenjena y la secamos con un paño de cocina.
Calentamos aceite en una sartén y la freímos por tandas hasta que se dore por ambos lados. Retiramos y dejamos escurrir en un plato sobre papel de cocina.
Preparamos una fuente para horno de medida adecuada y cubrimos el fondo con un poco de salsa de tomate. Encima disponemos las rodajas de berenjena ligeramente solapadas. Esparcimos un poco de parmesano, unas lonchas de mozzarella troceadas con los dedos, unas hojas de albahaca y 3 o 4 cucharadas de huevo batido. Repetiremos estas capas hasta acabar con todos los ingredientes. Finalizamos con una capa de salsa de tomate. Esparcimos sobre la salsa unos dados de mantequilla. Horneamos 30 minutos y servimos. Este plato se puede servir caliente o frío.

PARA SABER MÁS

Es interesante escoger una fuente de horno de medida adecuada, para hacer varias capas y que el plato luzca. Podemos poner 2 bolas de mozzarella, la cantidad de ingredientes la admiten. Este plato mejora reposado unas horas, los sabores se asientan. 
Si podéis conseguir berenjena blanca, el resultado pasará de bueno a exquisito.

RESULTADO

Un plato clásico de la cocina italiana que no podéis dejar de probar.

Júlia