Tarta de mousse de limón

INGREDIENTES

Para la base
60 g de harina
60 g de azúcar
2 huevos
1 pizca de sal


Para el mousse de limón
4 huevos
200 g de azúcar
2 limones (necesitamos la piel de 1 limón y 100 ml de zumo)
350 ml de nata para montar (mínimo 35% MG)
22 g de hojas de gelatina neutra
1 pizca de sal

Para la cobertura
35 g de gelatina de limón en polvo
300 ml de agua
1 limón

Utensilios
1 molde desmontable de 24 cm, con la base forrada con papel de horno.

 Varillas eléctricas.

PREPARACIÓN CON SISTEMA TRADICIONAL

Preparación de la base

Precalentamos el horno a 180 ºC
En un bol ponemos los huevos y el azúcar. Blanqueamos con las varillas 5 min aprox. Queda de un color más pálido y aumenta de volumen.
Añadimos la harina, la sal y mezclamos con movimientos envolventes hasta que quede una mezcla homogénea.
Pasamos la mezcla al molde y horneamos 180 ºC  durante 15 minutos.
Retiramos del horno y dejamos enfriar sin desmoldar. Reservamos.

Preparación de la mousse

Bol 1: En un bol ponemos las hojas de gelatina a hidratar en agua fría, mínimo 5 minutos.

Bol 2: Pelamos un limón evitando la parte blanca, mezclamos la piel con el azúcar y, con la ayuda de un robot o picadora, trituramos y reservamos.

Bol 3: Preparamos el zumo de limón, y lo calentamos a 90ºC. Lo podemos calentar al fuego con un cazo o en el microondas. Mezclamos la gelatina escurrida, removemos hasta disolver y reservamos.

Bol 4: Para montar la nata, pondremos un bol en la nevera con antelación. Es importante que el bol y la nata estén muy fríos. Montamos la nata con las varillas y reservamos en la nevera.

Separamos las yemas de las claras.
Las yemas las ponemos con el azúcar y la piel de limón (Bol 2). Blanqueamos con las varillas. Queda de un color más pálido y aumenta de volumen.

Bol Nº5: Con las varillas, montamos las claras a punto de nieve con una pizca de sal. Reservamos.

Cogemos la mezcla de los huevos y el azúcar y añadimos la nata montada. Lo hacemos en 2 veces, con movimientos envolventes de abajo hacia arriba.
Añadimos en 2 o 3 veces las claras montadas, también con movimientos suaves y envolventes, hasta que quede una mezcla homogénea.
Vertemos la mezcla en el molde donde tenemos la base y dejamos en la nevera cubierto con film.


PREPARACIÓN CON THERMOMIX

Preparación de la base:
Precalentamos el horno a 180 ºC.
En el vas, ponemos la mariposa, añadimos  el azúcar y los huevos. Programamos 5 minutos, 37 ºC, velocidad 3,5. Seguidamente programamos 5 minutos, velocidad 3,5.
Añadimos la harina y una pizca de sal. Programamos 10 segundos, velocidad 1,5.
Vertemos la mezcla en el molde y horneamos 15 minutos a 180 ºC.
Retiramos del horno dejamos enfriar sin desmoldar.

Preparación de la mousse
1- En un bol, ponemos la gelatina a hidratar en agua fría mínimo 5 minutos.

2- Para montar la nata, encajamos la mariposa en las cuchillas del vaso del robot, (es importante que el vaso y la nata estén muy fríos). Programamos velocidad 3,5 sin tiempo. Vigilamos por la obertura de la tapa y cuando la nata esté montada, paramos y la pasamos a un bol que reservaremos en la nevera.

3- Pelamos un limón evitando la parte blanca. Reservamos la piel. Escurrimos los limones hasta obtener 100 ml de zumo.

4- Aclaramos ligeramente el vaso del robot, añadimos el zumo de limón y programamos 3 minutos, 100 ºC, velocidad 1.
Añadimos al vaso las hojas de gelatina escurridas. Programamos 15 segundos, velocidad 3. Lo pasamos a un bol y reservamos.

5- Ponemos en el vaso la piel del limón reservada, añadimos el azúcar y programamos 30 segundos, velocidad progresiva 5-10.
Separamos las yemas de las claras. Añadimos las yemas el vaso. Programamos 5 minutos, 80 ºC, velocidad 3,5.
Añadimos la mezcla de zumo de limón y gelatina reservada y programamos 12 segundos, velocidad 3,5. Lo pasamos a un bol y reservamos.

6- Para montar las claras, limpiamos el vaso del robot, secamos y ponemos la mariposa. Añadimos las claras con una pizca de sal y unas gotas de zumo de limón. Las montamos programando 7 minutos, velocidad 3,5. 

7- Cogemos el bol de la nata montada y el bol del azúcar con las yemas. Mezclamos en 2 o 3 veces con una espátula con movimientos suaves y envolventes de abajo hacia arriba.
Añadimos en 2 veces las claras montadas, también con movimientos suaves. Vertemos la mezcla en el molde donde tenemos la base de la tarta.

 

PREPARAMOS LA COBERTURA
Dejamos reposar dos horas la tarta en la nevera. Después la sacaremos y pondremos encima rodajas de limón cortadas muy finamente. Lo volvemos a dejar en la nevera.
Transcurridas 1 o 2 horas más, y cuando la mousse esté bien cuajada, prepararemos la gelatina.
Ponemos 150 ml de agua en un cazo y la calentamos. Justo cuando empiece a hervir, apagamos el fuego, añadimos la gelatina y la disolvemos. Añadimos 150 ml de agua fría, mezclamos bien y reservamos.
Cuando se haya enfriado bastante, la vertemos en el molde del pastel y volvemos a poner en la nevera. Cuando haya cuajado ya la tendremos lista.

 

PARA SABER MÁS
Esta tarta necesita horas de nevera. Recomendamos prepararla el día anterior.
Tanto si montamos la nata con varillas como con robot, es muy importante que pongamos el bol o vaso del robot en la nevera con tiempo suficiente (antes de montar la nata), para que esté muy frío.
Es importante que las rodajas de limón las pongamos encima del pastel bastante tiempo antes de añadir la gelatina de limón. Si no lo hacemos  así, el limón flotará y no quedará tan vistoso

 

VIDEORECETA

Tarta de mousse de limónLa receta en 4 minutos

 

 

 

 

 

 


RESULTADO
Un pastel muy vistoso, suave, delicado, refrescante y bueno.

 

Montse